Cosas que debes saber antes de contratar a un fotógrafo

15 noviembre, 2016

No hay duda de que cuando alguien contrata una boda, comunión o cualquier tipo de reportaje, sabe de sobra el tipo de fotos que le gustan o qué precio de las diferentes opciones que ofrecemos le interesa más.

Es por ello que con este post simplemente queremos orientarte para que sepas los pasos que debes seguir a la hora de contratar un fotógrafo sin tener que arrepentirte después o atenerte a las consecuencias. Vas a conocer lo que te debe garantizar, tus derechos y sus obligaciones.

A todos nuestros clientes les advertimos siempre de los problemas que les puede ocasionar el contratar a un fotógrafo no profesional, basándonos en nuestra propia experiencia. Debes tener en cuenta que estás pagando por un servicio y por mucha confianza o amistad que tengas con el fotógrafo, siempre deben estar todos los cabos atados y firmados en el contrato de prestación de servicios.

Pero posiblemente te estés preguntando ahora «¿y como sé si me puedo fiar o no de un fotógrafo?», pues aunque más adelante lo explicaremos más detallado, básicamente debe cumplir con los siguientes requisitos:

[dt_list style=»1″ bullet_position=»middle» dividers=»true»][dt_list_item image=»»]Que te haga un contrato con todos los servicios detallados[/dt_list_item][dt_list_item image=»»]Qué tanto el fotógrafo como sus ayudantes estén dados de alta en la seguridad social[/dt_list_item][dt_list_item image=»»]Que te haga factura oficial con todos los servicios detallados[/dt_list_item][dt_list_item image=»»]Que tenga seguro de responsabilidad civil[/dt_list_item][/dt_list]

Si el fotógrafo que contrates cumple estos simples requisitos ya puedes estar mucho más tranquilo. Por supuesto siempre tu decisión es la final, nosotros simplemente te vamos a dar unos cuantos consejos.

Que te haga un contrato de prestación de servicios

¿Te imaginas que no quedas contento con el servicio y tienes que reclamar algo al fotógrafo? ¿O te imaginas que de repente te dice que le ha salido un trabajo para todos los días y no puede hacerte tu boda? Sin un contrato firmado por ambas partes en el que se especifiquen los servicios a prestar lo tienes difícil, sería tu palabra contra la suya. En España los contratos verbales tienen validez pero ¿cómo ibas a demostrar que te dijo esto o lo otro?.

En el contrato debe estar todo explicado bien claro, desde los servicios y su duración (incluyendo hora de inicio y fin) hasta las causas accidentales o garantías.

Que esté dado de alta en la seguridad social

¿Te imaginas que en tu boda aparece una inspección de trabajo? No, no es ninguna locura, ha pasado muchísimas veces e incluso ha salido en las noticias como el día que hicieron inspección de trabajo a la vez en todas las iglesias de Castellón que había boda. Seguro que no quieres quedarte sin reportaje porque el fotógrafo esté dando explicaciones a los inspectores de trabajo.

Piensa que denunciar a un trabajador ilegal es muy fácil y muchos están denunciados por otros fotógrafos y ni siquiera lo saben.

Que te haga factura oficial

Al igual que sin un contrato de prestación de servicios no podrías reclamar ante una irresponsabilidad o error del fotógrafo, si no te hacen factura tampoco podrías reclamar legalmente. Posiblemente estés pensando «es que sin factura me ahorro el IVA», y mentira no es, pero ya sabes lo que hay: si no tienes factura no puedes demostrar que hayas pagado por el servicio, así de simple.

Que tenga seguro de responsabilidad civil

Un seguro de responsabilidad civil es un seguro medienta el cual la aseguradora se haría cargo de los gastos en caso de algún incidente que derivara en responsabilidad del fotógrafo como, por ejemplo, perder las fotos de una boda como le paso a una pareja con un fotógrafo de Sevilla. Si el fotógrafo no tiene seguro de responsabilidad civil nada te garantiza que tenga solvencia para hacerse cargo de los gastos derivados del incidente.

La mayoría de nuestros clientes ni siquiera han oído hablar de este tipo de seguros cuando les hablamos de ello, al igual que la mayoría tampoco se habían planteado la situación de que un fotógrafo pudiera perder un reportaje pero como todo humano un fotógrafo puede cometer un error, le pueden robar el equipo, o simplemente, que una tarjeta de memoria deje de funcionar ya que es un dispositivo electrónico y como todos los dispositivos electrónicos puede fallar en algún momento.

Esperamos que te haya sido de ayuda el artículo y si lo ha sido ¿por qué no compartirlo? puedes hacerlo el siguiente botón.

Total: